Trump cayó en la trampa rusa; el cazador, cazado

Por Ricardo Angoso, 17 Mayo 2017 8:20

La conexión rusa pone a Trump en el precipicio

SAUL LOEBSólo ha habido dos impeachments a presidentes de EEUU en sus dos siglos y medio de historia -a Andrew Johnson en 1868 y a Bill Clinton en 1998-, ambos rechazados por el Senado. Y en una tercera ocasión, en 1974, Nixon sólo pudo frenar el proceso por las escuchas del Watergate presentando antes su dimisión. La apertura de un juicio político que puede desembocar en la destitución del mandatario de la primera potencia del mundo es un asunto extraordinariamente delicado. Por ello, el hecho de que algunos congresistas y senadores demócratas, así como expertos constitucionalistas, estén reclamando un impeachment Donald Trump por todo cuanto rodea a la destitución del director del FBI,nos sitúa ante la gravedad de un escándalo que no ha hace sino crecer.De momento, parece aventurado que el presidente se viera en esta tesitura, entre otras razones porque los republicanos controlan las dos cámaras del Congreso. Pero resulta demoledor que Trump esté contra las cuerdas sólo cinco meses después de llegar a la Casa Blanca. Y ni sus correligionarios ocultan el malestar por la falta de explicaciones y las salidas de tono del presidente a modo de huida hacia adelante ante el imparable crecimiento de la trama rusa que le salpica.

La peligrosa conexión entre el equipo de Trump y el régimen de Moscú ha agotado la paciencia de los mismos republicanos con el último episodio revelado por The Washington Post. El presidente dio información ultrasecreta sobre el Estado Islámico al ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y al polémico embajador Kislyak, durante el encuentro mantenido en la Casa Blanca la semana pasada, justo a la vez que se hacía pública la destitución del director del FBI. Trump intentó ayer quitar hierro al asunto a través de Twitter, del modo extemporáneo al que ya tiene acostumbrado al mundo. Pero en realidad asumió lo publicado por el diario. Y lo justificó, con jactancia, afirmando que tiene el «derecho absoluto» a compartir los datos reservados de Inteligencia que considere con Moscú para implicarla más en la lucha contra el terrorismo islámico.

Sin embargo, como pasa siempre con las bravuconadas de Trump, las cosas no son tan sencillas. Al contrario, se trata de un asunto muy espinoso que no hace sino deteriorar las ya pésimas relaciones del presidente con las agencias de Inteligencia de EEUU. Los datos suministrados con tanta frivolidad a Lavrovfueron obtenidos, además, gracias a los servicios de un tercer país aliado que, al parecer, no habría dado su consentimiento. Y las revelaciones podrían poner en peligro a una fuente extranjera clave para la seguridad nacional, lo que deja al presidente de Estados Unidos en una situación más que comprometida.

La Casa Blanca está obligada a dar muchas explicaciones, igual que debe aclarar todas las sospechas en torno a la destitución de Comey. Primero se supo que el informe que habían preparado el fiscal general y su número dosrecomendando su despido por el daño que había causado a la credibilidad de un organismo tan importante como el FBI tenía todos los visos de formar parte de una campaña de derribo muy bien orquestada. Hasta el punto de que el mismo Trump acabó admitiendo con esa incontinencia verbal que le caracteriza que había decidido echarlo antes de recibir el preceptivo informe. Comey se había convertido en la bestia negra para la Administración presidencial porque mantenía abierta la investigación sobre la conexión rusa del equipo del actual presidente. Y, de hecho, poco antes de ser descabezado reclamó más dinero para investigar el hackeo ruso en la campaña presidencial. Recordemos que hay muchas sospechas de que estrechos colaboradores de Trump habrían podido actuar de forma coordinada con los hackeadores para filtrar informaciones que dañaran a Hillary Clinton. Así pues, lo que está en cuestión es si con la destitución de Comey, Trump ha podido obstruir una investigación en marcha. Y, de ser cierta, esa injerencia sí sería gravísima y dejaría al presidente absolutamente tocado para seguir en el cargo.

Hay, desde luego, toda una concatenación de hechos relacionados con la sintonía entre Trump y el Kremlin que parece una bomba de relojería. Hoy más que nunca el FBI debe seguir adelante con la investigación de esta trama, con plena libertad de actuación. Y, si se siguen conociendo revelaciones e indicios tan incriminatorios, a los republicanos les será muy difícil encastillarse en su mayoría para impedir la apertura del impeachment. No olvidemos que todo el andamiaje institucional de EEUU se apoya en el check and balance, la garantía para que ningún poder abuse de sus facultades. Algo que Trump no parece tener del todo asumido.

Una etarra de toda la vida al banquillo

Por Ricardo Angoso, 16 Mayo 2017 9:01

Procesan a la histórica presidenta de Madres de Plaza de Mayo

La octogenaria activista Hebe de Bonafini está acusada de desviar fondos públicos en un programa de construcción de viviendas sociales

Hebe de Bonafini, histórica presidenta de Madres de Plaza de Mayo, será procesada por un presunto delito de “defraudación contra la administración pública” en un programa de construcción de viviendas sociales promovido por su organización durante la etapa kirchnerista (2003-2015). Rebelde e irreverente, la octogenaria activista de Derechos Humanos ya protagonizó en agosto pasado un gran revuelo político cuando se negó a presentarse ante el juez para declarar por el supuesto caso de corrupción.

Ahora, el juez Marcelo Martínez de Giorgi, encargado de la causa, ha emitido un fallo en el que dicta el procesamiento de Bonafini, de 88 años, y de Sergio Shocklender, quien fuera su mano derecha en el programa “Sueños Compartidos” impulsado por la Fundación Madres de Plaza de Mayo con el apoyo financiero del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Para procesar a Bonafini y Shocklender, el juez se basa en un informe realizado por la Auditoría General de la Nación que detectó un desvío de unos 200 millones de pesos (cerca de 12 millones de euros) en el presupuesto de un programa que entre 2005 y 2011 recibió 1.300 millones de pesos de financiación pública para la construcción de más de 4.700 viviendas, de las que sólo se entregaron una quinta parte.

Para el magistrado, Bonafini “conocía los desmanejos financieros que realizaban los apoderados de la Fundación Madres de Plaza de Mayo que ella misma había instituido”. Durante años, tanto Sergio como su hermano Pablo Shocklender (también procesado) contaron con la máxima confianza de la veterana activista de Derechos Humanos.

El juez también ha dictado el procesamiento para el ex secretario de Obras Públicas José López, el ex alto cargo kirchnerista, hoy en prisión, que se hizo célebre el año pasado por intentar esconder casi diez millones de dólares en un convento de clausura. Julio de Vido, ex ministro de Planificación kirchnerista y máximo responsable de la financiación del programa de viviendas, ha quedado absuelto en la causa.

Hebe de Bonafini ha sido durante décadas la cara más visible de Madres de Plaza de Mayo, el organismo de Derechos Humanos que hace una semana celebraba sus 40 años de existencia reclamando justicia y verdad sobre los 30.000 desaparecidos de la última dictadura cívico-militar (1976-1983). Dos de los tres hijos de Bonafini figuran en esa negra estadística.

Su lucha y la de Madres de Plaza de Mayo siempre ha contado con un amplio reconocimiento social, como quedó demostrado en la multitudinaria manifestación celebrada la semana pasada en Buenos Aires en rechazo a la reducción de penas a un represor decretada por la Corte Suprema. Pero a Bonafini, de verbo impetuoso, le persigue la polémica. Sin ir más lejos, la semana pasada no asistió a esa marcha por divergencias con otros dirigentes de organismos de Derechos Humanos, a los que reprocha que no se manifiesten más firmemente contra el Gobierno conservador de Mauricio Macri.

El juez Martínez de Giorgi la llamó a declarar en agosto pero ella se negó a comparecer. Cuando el magistrado envió a la policía para llevarla por la fuerza, cientos de simpatizantes de su organización la arroparon e impidieron el ingreso de los agentes a la sede de Madres de Plaza de Mayo. El juez la declaró en rebeldía pero eso a Hebe no pareció importarle demasiado: “Que nos lleven presos, no les tenemos miedo a estos hijos de mil putas (…) Nos quieren hacer desaparecer”, fue su enardecida respuesta a la acción judicial.

La socialdemocracia alemana sin rumbo y a la deriva

Por Ricardo Angoso, 15 Mayo 2017 12:03

¿Por qué las elecciones en Renania son desoladoras para el socialismo alemán?

La cita electoral era la última antes de las elecciones de septiembre. Este lunes, hay desolación en el SPD.

Tras la elección como candidato de Martin Schulz, el SPD, que acumulaba unos resultados cada vez más menguantes en las elecciones alemanas, esperaba recuperar su influencia e incluso los más optimistas veían posible disputar la cancillería a Angela Merkel. Era la primera vez en muchos meses que el partido se veía con un candidato capaz de hacer frente a la canciller. Pero las esperanzas parecen haberse disipado tras la cita electoral de este domingo: las elecciones regionales en Renania del Norte-Westfalia. Estos son los motivos:

Feudo del socialismo: la derrota de este domingo duele especialmente en el partido socialista porque la región era un feudo del partido, algo similar a lo que es Andalucía para el PSOE. El land, uno de los más poblados de Alemania y de los más industrializados, ha sido gobernada por la izquierda desde los 60, salvo un lapso de cinco años entre 2005 y 2010, y estaba actualmente liderada por una coalición entre el SPD y Los Verdes. La presidenta, Hannelore Kraft, admitió la derrota al borde de las lágrimas tras hacerse oficiales los resultados: el partido pierde 7,9 puntos y sus socios en el poder, también en caída libre, cinco puntos, lo que hace imposible que reediten el pacto. Con los cristianodemócratas subiendo casi 7 puntos y el FDP, cuatro, Kraft, en el poder desde 2010, será reemplazada por Armin Laschet, que podrá gobernar con el apoyo de los liberales. El partido pierde así un bastión clave.

Tercera derrota consecutiva: es ya la tercera vez en que los sondeos ahogan las ilusiones del SPD, que al calor de las encuestas había albergado esperanzas de una victoria en las presidenciales. En las primeras regionales del año, en el Sarre, el SPD quedó a once puntos de la derecha. Y el pasado domingo, en Schleswig-Holstein, los socialistas también cosecharon una derrota en un land que gobernaban.

Sin más elecciones hasta la cita de septiembre: no habrá posibilidad de superar el jarro de agua fría de este domingo con alguna victoria regional de cara a las elecciones a la cancillería del próximo 24 de septiembre. Las de Renania era la última batalla previa a los comicios federales, el último test, más allá de pronósticos y encuestas, antes del enfrentamiento Merkel-Schulz. La sensación en el partido recogida en los medios de este lunes es de desolación y casi de anticipación de la derrota y muchos piden ya cambios en la estrategia, pese a que el ex presidente del Parlamento Europeo es casi un recién llegado. En el partido de Merkel hay euforia, aunque no todo son buenas noticias: la derecha populista del AfD logró este domingo entrar en otro parlamento regional con un 7,3% de los votos.

¿Es Macri otro progre sin remedio?

Por Ricardo Angoso, 12 Mayo 2017 8:57

2015, EL AÑO EN QUE VOTAMOS A KERENSKI

“Traición, señor, es sólo una cuestión de fechas”
Frase de Charles Maurice de Talleyrand al zar Alejandro I
No sé si por liviandad o ignorancia o abrumados por el desquicio que el cambio ha traído a la República son muchos los que son incapaces de dilucidar que en el fondo y aunque a veces se peleen, oposición y oficialismo son el mismo producto de albañal aunque quizás con distinto olor. Todo el estiércol político que inunda las instituciones de la República llevan tatuado en el cerebro la palabra “progres”, donde la única diferencia se da en que unos, los ladrones anteriores con pretensiones de “zurdos” son resentidos de alma y los otros son tilingos con anhelos de creerse nacidos en Recoleta.

Es esa liviandad, ignorancia o abulia, o quizás el miedo a que vuelvan los bárbaros a saquear lo que aún no se han podido robar, lo que a muchos les ha hecho creer que cuando el presidente acompañó a Obama y a Hollande a tirar flores al río lo hacía en plan de excursión dominical y no como gesto político hacia una izquierda vernácula a la que teme con el alma y que lo desprecia profundamente, u olvidar que Gabriela Michetti, la vicepresidente, fue, como senadora, funcional al “emprendimiento inmobiliario” de la madre Bonafini aportando su voto para que la dulce viejita pudiera hacerse con la propiedad de diecisiete hectáreas en plena Avda. del Libertador, o mirar para el costado cuando con su voto se prestó a la payasada del parque de la memoria donde hay 30.000 chapas de las cuales sólo el 24% tienen nombre porque el otro 76% responde a una mentira infame y en las que aquellas que tienen nombre se mezclan en un carnaval mistongo, el nombre de una prestigiosa y difunta jueza que aún no ha devuelto su indemnización de desaparecida junto al de un psicópata como fue Gorriarán Merlo.
No nos confundamos, la murga majadera y descorbatada que hoy manda -¿manda?- en la República son “progres” y como tales tienen, aunque traten de disimularlo, los tics comunes  a estas pandillas de logreros que vienen asolando la República desde 1983: la cobardía, el desprecio por la palabra empeñada, el desconocimiento en función de su propio provecho de la historia reciente y la duplicidad frente a las creencias de la mayoría de los que, equivocados, los votaron.
Tienen, estos tilingos con pretensiones, una innata capacidad para mimetizarse. Con sólo leer las declaraciones, referidas al fallo de la Corte, que una recua de tontos de culo hace -tontos de culo es el mote que los españoles le dan a los estúpidos sin remedio- recua integrada, entre otros, por la inefable Michetti que aprendió temprano que dar lástima reditúa más que el conocimiento, por el jefe de gabinete, por el ministro de “justicia” y por el saltimbanqui mayor, Claudio Avruj, que pidió primero respeto por el fallo de la Corte y luego se desdijo; vemos que en este gobierno todo es en broma cuando no mentira. Desde los cuentos de las tarifas hasta el “vamos a acabar con el curro de los derechos humanos”.
Solo han cambiado  los modales -es que el Newman, el Saint Andrews, el Champa o el Salvador, más algunos otros- te dan una impronta, aunque vengas de un tano albañil, que nunca tendrá una grela de Tolosa por más clases que le dé Andrea del Boca, pero, a más de quince meses del cambio prometido ese es el único cambio del que podemos dar cuenta.
No hoy, hace ya bastante tiempo que se han sacado la careta; cuando la historia reciente se les viene encima llegan a excelsos niveles de necedad y amontonando frases hechas y huecas aluden a “los procesos, de memoria, verdad y justicia” que no son otra cosa que los circos judiciales con que se persigue a quienes combatieron al terrorismo. Su visión de la historia no es muy diferente a la enunciada por las madres y abuelas de terroristas y por los emprendimientos financieros de las “orgas” de derechos humanos. Nada hay de original en ellos, ni siquiera se animan a hacer una concesión a la teoría de los dos demonios esbozada, años atrás, por los “progres” del radicalismo. Para ellos no existieron ni Larrabure ni Ibarzábal ni niños asesinados como María Cristina Viola, Paula Lambruschini o Juan Eduardo Barrios entre otros.
Para ellos, los culpables son, taxativamente, todos aquellos que en la guerra contra la subversión vestían uniformes y que obedecieron el juramento empeñado de defender a la República de la agresión marxista. Cabe acotar, en beneficio de estos vivillos que, como se creen más allá de las ideologías, su estrechez cerebral les impide creer que haya existido una agresión armada marxista, no, para ellos solo fue una algarada de “chicos maravillosos” comprometidos con algo que probablemente ni siquiera ellos, en su ignorancia sepan de que se trataba.
Si esto no fuera doloroso para los que vivimos en carne propia la otra parte de la historia - esa que está prohibido contar- podríamos tratar a estos farabutes como lo que son: incompetentes a los que su carencia moral les impide profundizar cualquier pensamiento más allá de un elemental relato, pero no contentos con eso se acercan a lo cómico cuando dicen que la justicia debe ir a fondo, ¿qué justicia?, ¿la que ya asesinó a 402 militares y policías?, ¿la que demora once meses para autorizar una operación para extirpar un tumor canceroso?. No, estos hace ya tiempo que han elegido los albañales políticos para medrar y, al no haber visto jamás lo que es la payasada institucionalizada de un TOF en funcionamiento han elegido el papel de Pilatos, pero lavándose las manos en agua podrida.
¿Alguien puede en verdad sorprenderse porque el presidente, muy suelto de cuerpo diga, que él siempre estuvo en contra del 2 x 1?, ¿que Rodriguez Larreta diga sin ruborizarse que es hijo de desaparecidos porque al padre lo retuvieron diez días el 24 de marzo?, vamos, acá los estúpidos somos nosotros, nos asqueaba tanto el kirchnerismo que no queríamos ver lo obvio, ¿o nos olvidamos cuando, hace años, el PRO apoyó al montonero Kestelboim como defensor de la ciudad?
Siento una profunda pena por parientes y amigos que se ilusionaron con la idea de que el Pro era un partido que rescataría valores que eran caros para una gran parte de la sociedad, pero la realidad es dolorosa, eso que veían como algo brillante y que les hacía imaginar un futuro mejor no era un oasis al fin de la travesía, sólo era un pozo séptico con azulejos brillantes en lugar de ladrillos.
José Luis Milia

El verdadero problema de Colombia no es la guerra

Por Ricardo Angoso, 9 Mayo 2017 22:24

POR QUÉ COLOMBIA FRACASARÁ COMO ESTADO A PESAR DE LA PAZ

El llamado postconflicto es una coartada, una mera excusa, para legitimar en el poder a una elite que no pretende repartir la “tarta” de sus ingentes recursos  y dividendos con los menos desfavorecidos, Tampoco se pretende cambiar las reglas de juego de un sistema político perverso y absolutamente corrompido porque ello pondría en peligro su omnímodo poder. Conseguir la paz es un objetivo en el corto plazo para seguir manteniendo su status quo en el futuro.

por Ricardo Angoso

@ricardoangoso

ricky.angoso@gmail.com

El presidente de Colombia y ahora Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos, junto a su cohorte de escribidores a sueldo, pelotas y aduladores  de la habitual nómina, pretende hacernos creer que el verdadero problema de Colombia en estos cincuenta años ha sido la guerra, o lo que algunos llaman en ese país, eufemísticamente, como el conflicto. Pero no es así, la realidad es otra bien distinta. El verdadero problema, como también el origen de ese supuesto conflicto que desemboca más tarde en la guerra, es la pervivencia a lo largo de la historia de una casta (o lo que algunos llaman oligarquía) que se ha dedicado al latrocinio organizado desde el Estado y al saqueo del mismo en aras del mantenimiento de una falsa democracia sustentada en una ficticia institucionalidad que no es tal, condenando, de una forma supuestamente legítima, a millones de colombianos a la miseria, el hambre y la marginalidad más abyecta.

Ahora, cuando el “turismo” de los expertos e investigadores en el postconflicto ha puesto a Colombia en el mapa, es hora de reflexionar sobre las verdaderas causas y orígenes del atraso secular de este país abatido y cansado de esperar una oportunidad. Viene un ejército de expertos, analistas y investigadores a estudiar un postconflicto que ni siquiera existe, que es una mera entelequía sobre el papel; Colombia es el reino de la impostura y su casta gobernante lo sabe, de ese engaño permanente sobre el que se ha construido su inmenso poder sobrevive  vampirizando a toda una nación desde hace más de dos siglos.

La violencia en Colombia no solo la ejercen las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), como se nos pretende hacernos creer desde el poder, sino que también se ejerce desde el Estado. El hambre es otra forma de violencia. En Colombia no hay ni democracia ni se respetan los derechos humanos. Democracia no es sólo votar cada cuatro años, es otra cosa. Es un sistema de poderes y contrapoderes, una institucionalidad basada en la independencia de tres poderes (legislativo, judicial y ejecutivo) y un “juego” político donde están garantizados el ejercicio de los derechos y libertades fundamentales, tales como la libertad de prensa, la libre competencia entre todos los actores políticos, la libertad de expresión e información y el acceso a los servicios públicos fundamentales, tales como la salud, la educación y la justicia. Sin esas reglas básicas de funcionamiento no hay democracia, sino otra cosa. En Colombia, ninguna de esas premisas se cumple y, lo que es peor, quizá nunca se ha cumplido.

“Cuando una persona está condenada a vivir en la miseria, los derechos humanos son violados por el Estado en donde vive”, señalaba el sacerdote y activista francés Joseph Wresinski. En Colombia, donde una casta irrepetible que se cree un destino en lo universal y mangonea y desvalija ese país desde décadas, nunca se respetaron los derechos humanos de la mayoría y más de la mitad del país, me atrevería a decir incluso más, vive en esa miseria vergonzosa a la que se refería Wresinski.

El verdadero problema de Colombia no es la guerra, por mucho que ahora nos intenten vender ese sofisma como la causa de todos los males. Los desafíos reales de Colombia son la inexistencia de un sistema de salud pública, que arroja a millones de sus ciudadanos a una muerte en vida; la escasa o nula calidad de la educación, convertida en un negocio al que sólo acceden los más ricos, y, finalmente, la condena a la indigencia, porque no hay movilidad social a merced de esa casta ignorante, ruin, clasista, racista y endogámica, de todo un pueblo. Una clase  económica y política largaretana, rastrera, miserable, mentirosa e innoble que ha condenado a todo un país a vivir de rodillas ante su despótico poder. Ese es el verdadero retrato de un país sumido en la miseria, la marginalidad, la exclusión y la discriminación racial y devastado por la pobreza económica y cultural. Un pueblo, en definitiva, masacrado -no tiene otro nombre- por la indiferencia de un Estado saqueado y secuestrado por la oligarquía política y económica que lo utiliza en provecho propio para sus espurios fines. No tienen ni pudor ni vergüenza, llevan así desde la independencia y no van a cambiar ahora por nada del mundo ni por nadie.

WILIAM OSPINA Y EL PROBLEMA DEL ESTADO EN COLOMBIA

Colombia es el país de la ignorancia y la mentira, la farsa y la  bufa. Todo tiene apariencia de verdad pero todo es un sainete, un decorado de cartón y piedra donde se escenifica una comedia que dura dos siglos. La gente vota, incluso se cree que vive en una ficción democrática, pero no es así: es una democracia pervertida, viciada, con instituciones vaciadas de contenidos y donde el Estado es un mero cascarón vacío en manos de una elite dueña de todo sin escrúpulos, ligada directamente a los grandes poderes económicos e absolutamente inmoral, corrupta y facinerosa. Y que han convertido al saqueo, pues no tiene otro nombre, en la norma fundamental que rige a un régimen sin ideología ni ética alguna. El dinero es el único norte que les mueve.

El análisis más certero sobre las características del Estado que se fundó en  Colombia tras la independencia y que ha llegado hasta bien entrada la modernidad (¿?) se lo he leído al escritor William Ospina, al que cito textualmente: “Del Estado colombiano se puede decir que presenta dos características absolutamente contradictorias. Esto es: es un Estado que no existe en absoluto, y es un Estado que existe infinitamente. Si se trata de cumplir con las funciones que universalmente les corresponden a los Estados: brindar seguridad social, brindar protección al ciudadano, garantizar la salud, la educación, el aseo público, la igualdad ante la ley, el trabajo, la dignidad de los individuos, reconocer los méritos y castigar las culpas, el Estado no existe en absoluto. Pero si se trata de cosas ruines: saquear el tesoro público, atropellar a la ciudadanía, perseguir a los vendedores ambulantes, desalojar a los indigentes, lucrarse de los bienes de la comunidad y sobre todo garantizar privilegios, el Estado existe infinitamente. Nunca se ha visto nada más servicial con los poderosos y más crecido con los humildes que el Estado colombiano”.

Y añade Ospina, de una forma bien gráfica: “¿Y ello por qué? Porque desde hace mucho tiempo el Estado en Colombia es simplemente un instrumento para permitir que una estrecha franja de poderosos sea dueña del país, para abrirles todas las oportunidades y allanarles todos los caminos, y al mismo tiempo para ser el muro que impida toda promoción social, toda transformación, toda sensibilidad realmente generosa. El Estado colombiano es un Estado absolutamente antipopular, señorial, opresivo y mezquino, hecho para mantener a las grandes mayorías de la población en la postración y en la indignidad. No hay en él ni grandeza ni verdadero espíritu nacional. Antes, para comprobar esto había que ir a ver cómo se mantienen en el abandono los pueblos del litoral pacífico, los pueblos del interior de Bolívar, las regiones agrícolas, las aldeas perdidas; ahora basta con recorrer las calles céntricas de la capital, ahora no hay un solo campo de la realidad en el que podamos decir que el Estado está ayudando a la nación, está formulando un propósito, está construyendo un país”.

UN SISTEMA ABSOLUTAMENTE CORROMPIDO Y NADA DEMOCRÁTICO

La guerra no es el principal problema de Colombia, ni lo ha sido nunca, ha sido la consecuencia de un sistema corrompido, sucio, ajeno a las formas y usos democráticos y absolutamente vendido al Becerro del Oro. La única brújula de esta oligarquía infame des preservar el vil metal y sus privilegios desmesurados. Esta  oligarquía cínica, hipócrita, soberbia  y arrogante es, seguramente, la peor del continente, tal como  llegó a decir el difunto Hugo Chávez, y tiene a gala el presentarse como moderna, cosmopolita, viajera, preparada y conectada con el mundo. Pero no es así, son una cuadrilla de haraganes, rufianes, vulgares delincuentes y mediocres sin fronteras que le deben todo a un destino tejido por un destino cruel y caprichoso que ha sumido a esta nación en el más abyecto de los atrasos y subdesarrollos más profundos y sofisticados. Controlan todos los medios de producción, las universidades, los medios de comunicación y, por supuesto, las instituciones desde donde ejercen su poder sin límites. Poseen también la tierra, las emisoras de radio y hasta las bebidas gaseosas son suyas. Ni siquiera permiten que los extranjeros intervengan en los asuntos del país, si no es para utilizarlos en provecho propio para beneficiarse de su dinero, contactos y posibilidades de negocio, pero no lo hacen por el bien común y, ni mucho menos, por el interés general, eso les importa, hablando mal y pronto, un bledo. Todo es para ellos y si no es así, mejor destruirlo.

Nadan en la abundancia, mienten sin sonrojarse, se homenajean entre ellos, se entregan medallas, premios y condecoraciones, se reparten las embajadas y los consulados, Colombia es su botín de guerra, una gran finca donde esta manga de chorizos campan a sus anchas con total impunidad y riéndose de nosotros. Viven en una suerte de paraíso terrenal pero real e ilimitado. En ninguna parte del mundo estarían mejor, Miami es para irse de vacaciones unos días y chicanear, pero allá no te dejan mancillar al mundo entero y robar a espuertas como en Colombia. Son un destino en lo universal destinado para el latrocinio sin medida, siempre son los mismos apellidos: los mismos perros con distintos collares.

Lástima que la humanidad no tenga una sola cabeza para cortársela, llegó a decir alguna vez en voz alta el emperador romano Caligula, y nunca una aseveración es más válida para el caso que tratamos. El problema de Colombia no es la guerra, lamentablemente, sino que es otro de una naturaleza bien distinta y tiene más que ver con un país adormecido e inculto hasta la médula y una sociedad civil vendida, doblegada, diezmada y fumigada con gases lacrimógenos desde el poder. Se aniquiló a un pueblo, y a sus representantes genuinos, si es que alguna vez los hubo, en aras de legitimar el proyecto de la deshonrosa casta gobernante, que no era más que preservar sus infinitos privilegios sin medida y su infinito poder sobre las ruinas de una nación hundida, quizá para siempre, en la miseria secular. Han firmado la paz, dicen estos miserables sin careta, desvergonzados y carroñeros de la peor especie, pero realmente la han comprado para seguir explotando a esta tierra rica y prospera desde sus entrañas hasta el límite de su inabarcable mezquindad.


Los ocho que destruyeron Venezuela

Por Ricardo Angoso, 9 Mayo 2017 8:28

“Ahí están, esos son…”

Chávez, Cabello, Maduro

Estos ocho constituyen la camarilla del gobierno y partido chavista. Porque están ahí no está muy claro “Ahí están, esos son” los que nos jodieron el país. Esos ocho y uno más el caudillo muerto a quien tienen como un dios, nunca visto en Venezuela


Los integrantes de la camarilla que controla el poder heredado de Chávez, tienen nombres y apellidos. No buscaron el anonimato, creían que la historia los justificaría y estarían en el poder durante mucho tiempo. Hitler también creía que su Reich duraría mil años. Los de aquí se consideraron dueños de Venezuela y todavía creen que superando la coyuntura mantendrán la hegemonía sobre el país. Saben que tienen demasiados años en el poder, 18 años, y han aumentado los saldos negativos en los rubros económicos, han hundido a Venezuela en la más grave crisis económica de su historia, representan el fracaso mayor del chavismo dirigido por Hugo Chávez o por Nicolás Maduro. Integrando una camarilla con variados nombres no los exime de la responsabilidad individual, y como tal, el país tendrá oportunidad de juzgar sus conductas.

Esta camarilla, la actual, está formada por personas de carne y hueso. Estudiantes manifestantes acostumbran señalar con dedo acusador a gobernantes dañinos: “Ahí están, esos son los que roban la nación”. Los graves daños al país se recordarán siempre, aún cuando jóvenes políticos vengan con ideas frescas y voluntad patriótica a dirigir la nación. La camarilla está integrada por:

1.-Nicolás Maduro, aunque el mayor responsable es Hugo Chávez que lo hizo su heredero, aún cuando sabía las limitaciones intelectuales de su delfín -que extraña monarquía- quien dice ser “hijo de Chávez”. Maduro es comunista en un gobierno con predominio militar. Ellos lo dejan que hable incoherencias donde mezcla su comunismo con religiosidad (en la que no cree) y con patriotismo del pasado. No se sabe si alguna vez ha escrito al menos un artículo.

2.-Diosdado Cabello, militarista aunque apenas llegó a teniente es el fascista típico, lo que se evidenció cuando dirigió la Asamblea Nacional y ahora en programas de televisión donde miente e insulta, amenazando con duras represiones. Acordémonos que cuando Chávez renunció aquel 18 de noviembre, Diosdado Cabello, quien era el Vice Presidente de la República desapareció de escena y solo volvió a palacio cuando el general Baduel había restituido en la presidencia a su amigo de aquellos tiempos, Hugo Chávez.

3.-Tarek El Aissami. Ha subido en el escalón de manera súbita, estudiante en Mérida, de familia de clase media. Se perfila como el segundo hombre del régimen, ¿que hizo tan poderoso a este ágrafo?.

4.- Algunos militares que se dicen chavistas. No son tantos, pero controlan a la Fuerza Armada.

5.-Cilia Flores. “La primera combatiente”, como la ridiculez la ha llamado. Es practicante de nepotismo insaciable. En la Asamblea Nacional reveló su escaso amor por los libros y la cultura en general.

6.-Jorge Rodriguez. La “cuarta república” es culpable de haberle financiado estudios a los hermanos Rodríguez en Europa. A su regreso trabajó en la Gobernación de Caracas en el gobierno de Rafael Caldera. Se hace pasar por independiente y logra ser miembro del Consejo Supremo Electoral. Llega a la presidencia de este organismo, negocia la adquisición de maquinas de votación. Luego es electo Alcalde del Municipio Libertador donde evidencia conductas fascistas en las agresiones a manifestantes en el centro de Caracas.

7.-Aristobulo Istúriz. Con historial político contradictorio. Perseguidor de comunistas en los años 60 cuando era adeco bajo las ordenes de Isaac Oliveira, entra en desgracia con el indio Paz y se hace independiente, el MAS lo lleva de concejal suplente. Aparece la Causa R con fuerza renovadora y se hace dirigente del partido maneirista, logrando la Alcaldía de Libertador en Caracas. Viene Chávez con fuerza arrolladora, Istúriz con Pablo Medina y Alí Rodríguez Araque dividen La Causa R. Varias posiciones importantes ocupó bajo Chávez. Maduro incluso lo designa Vice Presidente pero a los próximos meses lo humilla al sustituirlo por Tarek El Aisami.

8.- Elias Jaua. Todavía no se conocen sus virtudes. Fue un encapuchado de Bandera Roja en las puertas de la UCV, incendiario de transportes públicos. Después del triunfo electoral de Chávez emigró al partido del presidente electo; Ministro de Agricultura destruyendo la agricultura nacional, Luego es candidato a la Gobernación de Miranda donde Henrique Capriles le da una paliza.

9.-Freddy Bernal. La demostración del nivel académico y cultural que tiene la camarilla. Fue alcalde de Caracas, autorizó a los motorizados a circular por las autopistas, prohibido por la ley. Ahora ha sido responsable del llamado CLAP, o sea la distribución de alimentos importados a escogidas familias.

Estos ocho constituyen la camarilla del gobierno y partido chavista. Porque están ahí no está muy claro “Ahí están, esos son” los que nos jodieron el país. Esos ocho y uno más el caudillo muerto a quien tienen como un dios, nunca visto en Venezuela, ni Guzmán Blanco fue endiosado con tamaño despropósito, un culto a la personalidad que supera al soviético con Stalin y al cubano con Fidel Castro, para poner solo dos ejemplos de tiranías comunistas. Han estado controlando el país con todos los poderes en sus manos, dirigiéndolo hacia un insondable abismo, cómplices en estos tristes 18 años han sido los uniformados que agrupamos en el número 4- “Ahí están, esos son los que roban la Nación“…….

Libertad para Leopoldo López ¡ya!, exigimos

Por Ricardo Angoso, 6 Mayo 2017 8:29

lopez-angoso

HRW pide a Maduro visitar a Leopoldo López

leopoldo lopez

Me dirijo a usted en representación de Human Rights Watch con el propósito de solicitar autorización para visitar a Leopoldo López en la prisión militar de Ramo Verde”, escribió José Miguel Vivanco en carta enviada al Presidente


La organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) pidió este viernes permiso al presidente de la República, Nicolás Maduro, para visitar al dirigente opositor Leopoldo López, con el fin de “disipar cualquier duda sobre la salud” del prisionero, a quien su familia dice no haber visto en un mes.

En una carta dirigida a Maduro, el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, solicitó visitar al político condenado a casi 14 años de prisión, igual que también hizo este jueves el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

“Me dirijo a usted en representación de Human Rights Watch con el propósito de solicitar autorización para visitar a Leopoldo López en la prisión militar de Ramo Verde”, escribió Vivanco en la carta, publicada en su cuenta de Twitter y en la página web de HRW.

Vivanco afirmó que en los últimos días ha habido “rumores de que López habría sido trasladado a un hospital militar con complicaciones de salud”, destaca EFE.

El miércoles, el diputado chavista Diosdado Cabello, en su programa de televisión en el canal de Estado, difundió un video “en el que López le dice a su familia que se encuentra bien y desconoce el motivo por el cual estaba filmando el video”, recordó Vivanco.

“Sin embargo, ni su familia ni su abogado han podido visitarlo desde entonces. De hecho, no han podido verlo desde comienzos de abril”, destacó el activista.

“Estos últimos acontecimientos resultan extremadamente preocupantes a la luz de la arbitraria persecución penal y condena de López; de las condiciones de su detención, que han incluido largos períodos sin contacto con su familia ni abogados”, sostuvo Vivanco.

El representante de HRW se mostró, además, alarmado por “la inexistencia de recursos judiciales adecuados dada la falta de independencia de los tribunales” en Venezuela.

“Para disipar cualquier duda sobre la salud de López, le solicito respetuosamente autorización para que una delegación de Human Rights Watch visite a López en prisión”, concluyó Vivanco.

Los abogados encargados de la defensa de López también pidieron este jueves a las autoridades venezolanas que les permitan visitarlo para “tener la certificación inequívoca de que se encuentra en este recinto carcelario” y conocer las condiciones de su reclusión.

Por su parte, el padre de López pidió este viernes desde Madrid que un representante del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) acuda a la prisión de Ramo Verde para comprobar el estado de su hijo, así como la situación de retención en la que se encuentra.

Hamas, ¿cambio estratégico o burdas mentiras?

Por Ricardo Angoso, 3 Mayo 2017 15:10

Hamas acepta en principio un Estado palestino con las fronteras del 67 sin reconocer a Israel

El líder de Hamas, Ismail Haniyeh (d) besa al líder de Hamas en Gaza, Yehya Al-Sinwar. REUTERS

El nuevo documento del grupo islamista no abandona las armas y rompe con Los Hermanos Musulmanes

Israel afirma que “el grupo terrorista pretende engañar al mundo”

Aislado por muchos países árabes, enfrentado más que nunca a su rival interno Al Fatah, en guerra permanente con Israel e inmerso en una profunda crisis económica, el grupo islamista Hamas actualiza su posición sobre el conflicto israelopalestino y se desvincula del movimiento-padre Los Hermanos Musulmanes.

En el nuevo texto político presentado este lunes en Qatar, Hamas ya no pide la destrucción de Israel y acepta en principio y en el marco del consenso interno palestino y el reconocimiento internacional la creación de un Estado palestino en las fronteras de 1967 con Jerusalén como capital. Es decir antes de la guerra en la que Israel ocupó la Franja de Gaza (de la que se retiró en el 2005), Cisjordania y Jerusalén Oriental.

Al mismo tiempo, el movimiento integrista que controla la Franja de Gaza desde hace casi una década sigue negando el reconocimiento de la existencia del Estado de Israel, no abandona el camino de los proyectiles y bombas señalando que la Yihad (Guerra Santa) “es un derecho y obligación legítimos”. En lo que puede parecer una contradicción de su aceptación de las fronteras del 67, reitera que no renuncia “a ninguna parte de la tierra de Palestina”.

Tras un largo periodo de discusión en el seno del movimiento islamista y en un claro deseo de romper su aislamiento, su líder en el exterior, Jaled Meshal ha sido el encargado de presentar el nuevo documento que suaviza en la forma y fondo la carta fundacional de 1988. Más allá de pedir la destrucción de Israel y la creación de un Estado palestino islámico, el documento original se refería al conflicto como un contencioso religioso entre el Islam y los judíos y contenía claras referencias antisemitas.

“Hamas lucha contra la ocupación sionista y no contra los judíos por su religión”, ha afirmado Meshal, acompañado de más de una decena de dirigentes en Doha. En varias ocasiones durante la rueda de prensa, ha negado que Hamas reconozca oficialmente a Israel y ha mostrado la disposición de su grupo a “abrirse al mundo”.

De sus palabras, se desprende una doble estrategia que se podría resumir así:“Luchar con todas las formas posibles a la ocupación y ser una facción más abierta y moderada”.

“Somos patriotas y musulmanes que respetamos los resultados democráticos”, añadió Meshal en claro mensaje al presidente palestino y líder de Al Fatah, Abu Mazen, y la ausencia de elecciones presidenciales en la Autoridad Nacional Palestina (ANP) desde el 2005. Un mensaje que llega dos días de la crucial y primera reunión del viejo rais palestino con el presidente estadounidense Donald Trump. Y poco después que Abu Mazen anunciará en otra medida contra Hamas que la ANP no pagará más la electricidad israelí que llega a la Franja de Gaza y que supone el 30% del total de la franja cada vez más paupérrima y en la oscuridad.

La dimensión del cambio de rumbo del barco de Hamas en aguas internas divididas (Al Fatah) y movidizas (regionales) deberá ser examinada en el terreno. Lo que está claro ya es que lo anunciado este lunes en Doha recibirá diferente interpretación en Gaza, Jerusalén, El Cairo, Teherán, Riad, Estambul, Washington o Bruselas. En cualquier caso, no se prevé que Estados Unidos y la Unión Europea (UE) cambien a corto plazo su consideración de Hamas como grupo terrorista.

“Son cambios tácticos adecuados a los tiempos actuales y no un cambio de estrategia”, aclararon en la última semana desde Hamas. El domingo, uno de sus principales líderes en Gaza, Ismail Haniyah, intentó calmar al ala más radical de su grupo representado en el poderoso brazo armado al señalar que “los principios básicos de Hamas, Al Quds (Jerusalén), derecho de retorno de refugiados, resistencia armada y unidad, no cambiarán”.

Otros portavoces aseguran que Hamas sigue comprometido con la “lucha armada contra la ocupación para liberar hasta el último centímetro de la Palestina histórica”. Es decir, no a las fronteras del 67 con división de Jerusalén en dos capitales para dos Estados tal y como pide Abu Mazen. El documento de Doha, sin embargo, abre una puerta a esta dirección de un camino que por otro lado sigue estancado con el Gobierno israelí.

Sea táctico o estratégico, el anuncio refleja un importante debate interno para intentar salir del aislamiento político y la penuria económica. El objetivo de Hamas es mejorar las relaciones con países árabes como Jordania, Egipto y algunos del Golfo Pérsico que censuran su alianza con Los Hermanos Musulmanes así como acercarse a actores en la comunidad internacional que hasta la fecha se negaban a entablar contactos ya sea por sus atentados en las calles israelíes o por una carta fundacional que tiene el siguiente preámbulo: “Israel existirá y continuará existiendo hasta que el Islam lo destruya, de la misma forma que destruyó a otros en el pasado”.

O el artículo 7 en el que Hamas sentenciaba: “‘El Día del Juicio no llegará hasta que los musulmanes no luchen contra los judíos y les den muerte. Entonces, los judíos se esconderán detrás de las rocas y los árboles, y éstos últimos gritarán: ‘¡Oh musulmán!, un judío se esconde detrás de mí, ven a matarlo’”.

Israel: “Hamas intenta engañar al mundo”

En una primera reacción, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha afirmado que “el grupo terrorista pretende engañar al mundo ya que sigue promoviendo atentados y asesinatos de civiles y educando a los niños de Gaza al odio y destrucción de Israel”.

“Hamas construyó túneles de terror para penetrar a Israel desde Gaza y disparó miles de cohetes contra los civiles. Ese es el verdadero Hamas, el que destina todos sus recursos al terror y no a sus ciudadanos en Gaza”,añadió Netanyahu poco antes de inaugurar los festejos del 69 aniversario de la independencia de Israel. La fecha elegida por Meshal para anunciar el nuevo rumbo político-mediático de Hamas.

Corea del Norte, presión en aumento

Por Ricardo Angoso, 2 Mayo 2017 14:09

Trump añade presión a la escalada nuclear con Corea del Norte

El presidente de EEUU no descarta el uso de la fuerza militar ante nuevas pruebas norcoreanas

Donald Trump, en el mitin de Pensilvania, el sábado. REUTERS REUTERS-QUALITY

Más presión. El presidente de Estados Unidos dio un nuevo paso en la escalada con Corea del Norte al afirmar que “no estaría feliz” si Corea del Norte lleva a cabo una prueba nuclear. En una entrevista a la cadena CBS, Donald Trump se negó descartar una respuesta militar a una acción de este tipo. “No sé, ya veremos”, dijo.

Las palabras de Trump llegan después de que Corea del Norte probase sin éxito un misil de alcance medio en respuesta por el despliegue de la flota nuclear estadounidense en aguas de la península coreana. Ante este ensayo, el presidente señaló: “Yo no he dicho ‘no pruebe usted misiles’. Él [el líder norcoreano, Kim Jong-un] hará la que tenga que hacer. Pero debe entender que no vamos a estar muy felices. Y es más, un hombre que respeto y quiero, el presidente chino Xi, también le ha presionado en ese sentido. Este era un misil pequeño, no uno grande. No se trató de la prueba nuclear que se esperaba que hiciera tres días antes. Veremos qué pasa”.

Preguntado si su expresión “no vamos a estar muy felices” era el preludio de una respuesta militar, Trump se mostró evasivo: “No sé, ya veremos”. Luego explicó que el conflicto con Pyongyang se ha convertido en un juego de ajedrez, en el que China tiene un papel protagonista –“puede ayudar”­– y del que no quiere avanzar los movimientos. “Pero no podemos continuar permitiendo lo que ha venido ocurriendo desde hace 20 años, con Obama, Bush y Clinton”, dijo.

En su análisis, el presidente estadounidense antepuso el caso norcoreano a los problemas comerciales con China –“estamos hablado de una amenaza nuclear y de la vida de millones de personas”– y, al igual que ha hecho en otras ocasiones, se refirió directamente al Líder Supremo, Kim Jong-un, como alguien que asumió el poder muy joven “con 27 años, inteligente” y que debe ser consciente de lo que está ocurriendo.

Las palabras de Trump dejan abierta la amenaza y añaden tensión en un momento especialmente delicado. Estados Unidos está aumentando la presión en todos los frentes e incluso ha mostrado su disposición a emprender un ataque preventivo. Como prueba de su determinación ha enviado a la zona al portaviones nuclear Carl Vinson y ha desplegado su escudo antimisiles en Corea del Sur. Paralelamente, ha expandido su ofensiva diplomática.

La respuesta del régimen norcoreano, en este pulso suicida, ha sido probar sin éxito otro misil de alcance medioredoblar su retórica antiamericana. Desde hace 20 años esta tiranía hereditaria no ha dejado de afinar su armamento hasta desarrollar una bomba atómica de 30 kilotones (dos veces la de Hiroshima) y una potencia balística suficiente para amenazar a Corea del Sur y Japón. Su sueño es lograr un misil intercotinental que alcance Estados Unidos.

Trump contra el turismo

Por Ricardo Angoso, 29 Abril 2017 17:25

El proteccionismo de Trump ya castiga a los hoteles norteamericanos

POR PABLO SCARPELLINI

Las previsiones para Nueva York apunta a un descenso de 300.000 visitantes. En la imagen, el Hotel Waldorf Astoria.
Donald Trump se vendió a las masas rurales en campaña como el hombre que venía a cambiarle el semblante a la economía estadounidense. Dijo sentirse capaz de devolverle el esplendor a sectores cadavéricos e irrecuperables. Además, en esa pócima mágica incluyó soflamas contra los inmigrantes latinos, presunta amenaza latente para los puestos de trabajo de “su gente”, los blancos del cinturón del óxido, del rust belt. Sin embargo, su discurso económico sin fisuras parece tener, al menos y de momento, una muy visible: el sector turístico.

De acuerdo a datos de la aplicación para viajeros Hopper y la organización Tourism Economics, los dos vetos migratorios aprobados por Trump contra varios países de mayoría musulmana -ambos bloqueados en los tribunales de justicia a posteriori- han supuesto ya un descenso del 30 por ciento en las reservas en hoteles de Estados Unidos por parte de viajeros procedentes del Medio Oriente, y de un 15 por ciento en el caso de los turistas mexicanos.

En total, ambas organizaciones calculan que el descenso de visitantes en 2017 será de 4,3 millones, lo que traducido en dólares podría rondar los 7.400 millones de dólares en pérdidas. La respuesta de la Casa Blanca ante semejantes datos bien podría ser que se trata de un escenario meramente especulativo, aunque en este caso los números cantan.

Hopper analizó las búsquedas de 303 millones de vuelos entre el 26 de enero y el 1 de febrero de 2017, coincidiendo con la entrada en vigor del primer veto migratorio contra siete países, y el descenso de búsquedas de viajes a EEUU bajó un 17 por ciento de forma inmediata con respecto a las tres semanas anteriores.

El descenso de visitantes en 2017 será de 4,3 millones y las pérdidas podrían rondar los 7.400 millones de dólares

“Hemos visto mayores descensos en la búsqueda de vuelos coincidiendo con las fechas en las que la orden ejecutiva dominaba el ciclo de noticias”, indicó el jefe de datos del portal, Patrick Surry.

La demanda se corrigió ligeramente en los días posteriores, ya con el bloqueo por parte de un juez federal de Nueva York en marcha, aunque el descenso en torno al 10 por ciento se mantuvo con respecto al inicio del año. El motor de búsqueda sueco flygresor.se arrojó datos más contundentes con un descenso del 47 por ciento en el interés de los viajeros por llegar hasta la primera potencial mundial, señal del rechazo a la medida del mandatario republicano.

Adams Sacks, presidente de Tourism Economics asegura que la retórica de Trump sobre “América primero”, uno de sus lemas de campaña, unido a la promesa de construir un muro en la frontera con México y el proteccionismo comercial del que ha estado hablando han generado un sentimiento de antipatía hacia EEUU que no se sentía desde los tiempos de George W. Bush.

“No hace falta mucha incertidumbre o sentimiento adverso para afectar a las decisiones de viaje”, afirmó Sacks. Es un sentimiento que podría golpear a medio plazo a una industria que supera los 1,3 billones de dólares al año. Otros estiman que el turismo extranjero supone un gasto anual de 250.000 millones de dólares, y que gracias a Trump, esa cifra se verá mermada.

El malestar con lo que está sucediendo en EEUU es especialmente notorio en el país vecino del sur, donde muchos han decidido cancelar su tradicional viaje de Semana Santa hacia el norte hasta que se calmen las cosas. Es un sentimiento que se espera se traduzca en un descenso de casi dos millones de turistas.

En Los Ángeles, esos dos vetos migratorios de Trump significarán unos 800.000 visitas menos o 736 millones de dólares de pérdidas, la mayoría por el descenso de la llegada de turistas mexicanos, de acuerdo a datos de la Junta de Turismo y Convenciones de Los Ángeles.

Nueva York, por su parte, espera un aumento en el número de turistas pese a Trump, aunque la mayor parte provendrán de otras partes del país y no del extranjero. En ese aspecto, las previsiones son de un descenso de 300.000 turistas que le podrían costar a la ciudad 900 millones de dólares.

Las reservas hoteleras de extranjeros procedentes de Oriente Medio han caído un 30%

Después está la segunda opción preferida por los extranjeros a la hora de visitar EEUU, Miami, que, de acuerdo a un reporte del 27 de febrero, registró un descenso del 52 por ciento en la demanda de vuelos desde Reino Unido, según la versión británica de kayak.com.

Claro que el propio precursor de esta situación también tendrá que pagar parte de la factura. De acuerdo a datos de Foursquare, la campaña de Trump se cebó con el tráfico en sus hoteles, con un descenso del 14 por ciento en el número de visitas a sus propiedades. Por propiedades, los más afectados han sido el Trump Soho de Nueva York, el Trump International Hotel & Tower de Chicago y el casino Trump Taj Mahal de Atlantic City, en Nueva Jersey, que acabó echando el cierre el año pasado por su mal desempeño.

En principio, la gran beneficiada por ese rechazo a las políticas de Trump y a las vacaciones en EEUU será Europa. Se espera que ciudades como Londres, que tuvo un mes de febrero excepcionalmente bueno en términos de ocupación hotelera, Oporto, Madrid, Barcelona o Dublín, tengan un año notable en ese aspecto.

Todo ello mientras algunas compañías del sector se han apuntado a la tendencia alcista en bolsa tras a la llegada de Trump al poder, desde Priceline hasta Expedia y pasando por la compañía de cruceros Carnival. Sin embargo, el sector hotelero parece perfilar una perspectiva muy distinta.

Como aseguraba Rummy Pandit, director ejecutivo del Instituto de Juego, Hospitalidad y Turismo de la Universidad de Stockton al diario The New York Times, poco importa que los vetos migratorios a los países de mayoría musulmana ya no estén vigentes. “Ahora existe una percepción de que Estados Unidos es un lugar inestable y eso tendrá un impacto en el número de visitas a este país”.

¿Desaparecerá el socialismo europeo?

Por Ricardo Angoso, 27 Abril 2017 14:06

019105823_30300

LA LARGA AGONÍA DE LA SOCIALDEMOCRACIA EUROPEA

Por Ricardo Angoso

ricky.angoso@gmail.com

@ricardoangoso

Los resultados de las últimas elecciones presidenciales francesas no dejan lugar a la duda: el Partido Socialista Francés (PSF) -todavía en el gobierno y al frente de la primera magistratura del país- está en estado de coma, casi al borde de su extinción política. Con apenas un 6% de los votos recibidos, por debajo incluso de la extrema izquierda, la extrema derecha y los nuevos movimientos antisistema, el PSF tiene ante un sí un futuro incierto y todo indica, sin necesidad de ser un avezado analista, que en las próximas legislativas francesas, previstas para junio, podría cosechar una histórica derrota e incluso quedar fuera del legislativo o con una representación mínima a merced de un sistema mayoritario que premia a los grandes partidos.

Esta debacle se une a la larga lista de batacazos en las filas socialistas o socialdemócratas en los últimos años en todo el continente. A la ya consabida desaparición de los socialistas italianos, que acabaron engullidos en las filas de la derecha o la izquierda moderada tras haberse vistos inmersos en sonados casos de corrupción, huida de su gran líder, Benito Craxi, por medio, le vino el turno a los socialistas griegos. El Pasok, que había sido una fuerza determinante en el siglo pasado y principios del XXI, comenzó su larga travesía del desierto en el 2012, cuando pasó de ser el partido mayoritario en el parlamento a obtener apenas el 13% de los votos y 41 diputados. Sonoros escándalos de corrupción, una pésima gestión de la crisis económica, varios rescates económicos por las organizaciones financieras internacionales y un rosario de comportamientos poco éticos ante la ciudadanía, amén de un estrategia política suicida por no haber sido capaces de hacer frente a las demandas de la ciudadanía, llevaron a los socialistas griegos al abismo. En las elecciones del 2015, para colmo de males, se agudizó la crisis y el Pasok obtuvo unos peores resultados aún, llegando por unas décimas el 6% de los votos y viéndose superado por un nuevo movimiento de izquierdas, Siriza, que llegaba al gobierno del país y eclipsaba como alternativa de gobierno definitivamente a los socialistas. Para mayor humillación, los socialistas contemplaban atónitos cómo se convertían en una fuerza residual al verse aventajados por el partido neonazi Amanecer Dorado.

DEL REINO UNIDO A ESPAÑA, PASANDO POR EUROPA DEL ESTE Y ALEMANIA

Algo parecido les está ocurriendo a los laboristas británicos, que no levantan cabeza desde la salida del gobierno de Tony Blair y que en las elecciones de 2015 perdieron votos y escaños en el parlamento. ¿A dónde fueron sus votantes? Mayoritariamente a las filas del nacionalismo escocés, al Partido Conservador, al emergente Partido Verde y al partido de corte populista y eurófobo UKIP (Partido para la Independencia del Reino Unido). El problema radica en que para las próximas elecciones generales previstas para este año los sondeos señalan que al nuevo Partido Laborista del izquierdista Jeremy Corbin no le irá mucho mejor en su debut electoral. Todos los sondeos publicados hasta la fecha, atendiendo a todos los colores, apuntan a que la diferencia entre conservadores y laboristas podría superar los veinte puntos porcentuales a favor de los primeros y muestran una tendencia a la baja de los segundos. Dados los antecedentes y las características del sistema electoral británico, es fácil que prever una sólida mayoría absoluta para la actual primera ministra, Theresa May, y un rotundo y contundente castigo a la deriva izquierdista de los laboristas, cada vez más perdidos en su laberinto e incapaces de reaccionar ante el tremendo castigo que seguramente les infligirá el electorado.

En lo que respecta a Europa del Este, en la República Checa, visto lo visto, los socialdemócratas obtienen unos modestos resultados, con el 14% de los votos, y son todavía la primera fuerza en las instituciones, aunque están previstas elecciones generales este año y los sondeos señalan que están a la baja; en Hungría, los socialistas húngaros son miembros de una gran coalición de izquierdas, Unidad, y en las últimas elecciones, celebradas en el 2014, superaron el 24% de los votos y sus expectativas son al alza o al menos mantenerse frente al empuje de los nuevos movimientos populistas, como Jobbik; y, finalmente, en Polonia los socialdemócratas son apenas inexistentes y en Bulgaria, aunque fuera del gobierno, llegaron al 25% de los votos en las últimas elecciones. Mención aparte merecen los casos de Albania y Rumania, donde los socialdemócratas o socialistas están al frente de sus gobiernos pero claramente gobernando con una orientación liberal, proeuropea y atlantista, es decir, los partidos socialistas en Europa tienen éxito cuando hacen políticas de derechas. ¿Será así?

Para terminar, quedan los casos de Alemania y España. En el caso de los socialdemócratas alemanes hay que reseñar que tras haber pasado una grave crisis política y electoral, que se arrastra desde las elecciones del año 2009, en que obtuvieron el 23% de los votos, y sin haber levantado cabeza en el 2013, con algo más del 25%, ahora parece que el escenario político está cambiando a su favor y se han convertido en alternativa de gobierno razonable y creíble a los demócratas cristianos de la canciller Angela Merkel de la mano de su nuevo e inesperado líder: Martin Schulz. Tras haber padecido un notable desgaste y un rosario de derrotas regionales sonoras y significativas, ahora los sondeos indican que se acercan al partido del gobierno, que lleva en el poder desde el año 2009, y que podría haber un empate técnico entre los dos grandes partidos alemanes, al haber llegado los socialdemócratas a casi un 35% en intención de voto, algo impensable hace apenas un año.

En lo que respecta a España, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) obtuvo los peores resultados de su historia en las elecciones legislativas de 2015 y 2016, quedando en algo menos de 100 escaños en el Congreso de los Diputados en ambos casos, y casi viéndose superados por la nueva fuerza emergente de izquierdas, Podemos. Además, bajo el liderazgo de su Secretario General y cabeza de lista en las dos últimas elecciones, Pedro Sánchez, el partido atravesó una grave crisis y se fragmentó notablemente hasta la salida del cuestionado líder al frente de los socialistas.

El PSOE actualmente está liderado por una gestora, a cuya cabeza se encuentra Javier Hernández, y se encuentra inmerso en un proceso de primarias en las que participan tres candidatos. Sánchez, que es candidato en estas elecciones internas, representa el ala más izquierdista del partido y fue partidario, en su momento, de llegar a un gran pacto con Podemos para auparse al frente de la presidencia de Gobierno y desplazar así al Partido Popular del poder. Este pacto finalmente no concretado por la oposición de numerosos sectores del PSOE y algunos líderes históricos, como Felipe González y Alfredo Pérez Rubalcaba, ha llevado al partido a una grave crisis y todos los sondeos señalan que de haber elecciones ahora incluso quedaría por detrás de Podemos y con algo menos del 20% de los votos. Pero, de ganar la candidata oficialista apoyada por el aparato del partido, que apuesta por la insustancial Susana Díaz, las cosas podrían ir a peor y el batacazo llegaría al calificativo de histórico, de creer en los estudios de opinión publicados. El PSOE, en definitiva, tendrá que elegir entre lo malo y lo peor y al día de hoy, a tenor de lo que se percibe, no se divisa una salida de esta grave crisis que tiene mucho más que ver con su indefinición ideológica y su escasa concreción estratégica que con la elección de su futuro líder.

Bashar al-Asad, criminal de guerra

Por Ricardo Angoso, 26 Abril 2017 15:51

La Inteligencia francesa responsabiliza a Bashar Asad del ataque químico que dejó 87 muertos

El ministro de Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault en la rueda de prensa tras el consejo de Defensa. AFP

“No hay menor duda de que se utilizó gas sarín. Tampoco hay duda sobre la responsabilidad del régimen sirio, teniendo en cuenta el método de fabricación del sarín utilizado”, ha asegurado Ayrault en una rueda de prensa celebrada tras un consejo de Defensa durante el cual ha presentado el informe.

El documento, elaborado a base de muestras y análisis efectuados por los servicios de inteligencia franceses, permite establecer “de forma certera, que el método de fabricación del sarín recolectado es típico del método desarrollado por los laboratorios sirios. Este método lleva la firma del régimen y es lo que nos permite establecer su responsabilidad en este ataque”, ha añadido el ministro.

El ataque, que tuvo lugar el 4 de abril, acabó con la vida de 87 personas, 31 de ellas eran niños. Estados Unidos respondió unos días después, en forma de represalia, bombardeando la base aérea del ejército sirio desde la que supuestamente se había llevado a cabo la acción.

Por su parte, Asad y sus aliados niegan categóricamente que el régimen sirio estuviera detrás del ataque a Jan Seijun.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) concluyó el 19 de abril de forma “indiscutible” que las víctimas del ataque fueron expuestas a gas sarín. Estados Unidos, Reino Unido, Turquía y Francia habían llegado a la misma conclusión.

Marine Le Pen, ¿rumbo a la presidencia?

Por Ricardo Angoso, 25 Abril 2017 13:50

El arma secreta de Marine Le Pen

IRENE HDEZ. VELASCO

Un seguidor de Marine Le Pen captura con su móvil a la líder del Frente Nacional durante un mitin. AFP

La Líder del Frente Nacional es la candidata que mejor se desenvuelve en las redes sociales y la que más tirón tiene entre los jóvenes

Marine Le Penle importa un rábano tener a la inmensa mayoría de los medios de comunicación en su contra. Más bien al revés: casi lo agradece. Al igual que Donald Trump, la líder del Frente Nacional (FN) ha encontrado el cauce perfecto para llegar al gran público, para transmitir sus mensajes y consignas políticas y, al mismo tiempo, esquivar las críticas y ataques que lanzan contra ella numerosos periódicos y cadenas de televisión. Su arma secreta son las redes sociales.

Los medios tradicionales, también en la muy cívica y culta Francia, se enfrentan a un desprestigio cada vez mayor. Son víctimas de las mismas quejas recurrentes que se lanzan contra los políticos: que si viven en una realidad paralela, que si no hablan el lenguaje de la gente, que si tienen detrás oscuros intereses, que si constituyen una élite que ayuda a perpetuar el sistema establecido…

Que no se puede prescindir de las redes sociales es algo de lo que ya son plenamente conscientes los organizadores de las campañas electorales. Pero si alguien destaca en ese terreno en Francia sin duda es ella: Marine Le Pen.

El Frente Nacional ya fue uno de los primeros partido, allá por la década de los 90, en abrir su propia página web. Y sólo hay que echar un vistazo a las cuentas de Facebook, Twitter e Instagram de Marine Le Pen y compararlas con las de Macron, su adversario, para percatarse de su excepcional dominio mediático y de la enorme ventaja que les saca en ese terreno. Con sus cerca de 3000.000 ‘me gusta’ de Facebook, el ex ministro de Economía y hombre al frente del movimiento ¡En Marche! está a años luz de los más de 1,3 millones con que cuenta Le Pen. Ni siquiera sumando sus “me gusta” con los de François Fillon (el candidato conservador que se ha visto apeado en la primera vuelta ) y los de Benoît Hamon (el fallido aspirante del Partido Socialista francés) le llegan al tobillo: no alcanzan ni siquiera el millón. Todos juntos a duras penas llegan a los más de 700.00 ‘me gusta’ de Marion Maréchal-Le Pen, la sobrinísima de Marine.

Marine Le Pen se mueve con habilidad por las redes sociales. Tras el atentado del pasado jueves en los campos Elíseos muchos (empezando por el primer ministro, Bernard Cazeneuve) la acusaron de utilizar lo ocurrido para tratar ganar votos, después de que su cuenta de Twitter se convirtiera en una retahíla de mensajes en los que exigía al Gobierno el cierre de las fronteras francesas y la expulsión de todos los extranjeros sospechosos de radicalización. Pero, a la vista de los resultados, la estrategia le funcionó: aunque los sondeos llevaban semanas desinflando los resultados del Frente Nacional, Marine Le Pen logró el pase a la segunda vuelta.

Es maestra no sólo en conseguir seguidores sino también en el difícil arte de fidelizarlos. En Twitter cuenta con más de 1,4 millones de seguidores, en Instagram supera los 50.000. Y, sobre todo, entendió antes que ninguno de sus oponentes la fuerza de las redes en un mundo en el que cada vez menos gente ve la televisión y en el que cada vez menos personas están dispuestas a gastarse unos euros para llevarse a casa un periódico. Algo que resulta especialmente cierto entre los jóvenes, una de las principal fuerzas con que cuenta el Frente Nacional.

O contaba. Porque después de lo ocurrido el pasado domingo Marine Le Pen ya no podrá decir que el FN es el primer partido entre los jóvenes, y eso que convence al 21% de ellos. Entre Macron y Jean-Luc Mélenchon, el hombre al frente de la izquierda radical, le han arrebatado ese título. A pesar de que Mélenchon no superó la primera vuelta, se ha convertido en el gran referente para los franceses de entre 18 y 24 años (el domingo votaron por él un 30%), y Macron se ha coronado como el preferido en la franja de edad que va entre los 25 y 34 años (24%). Madame Le Pen es la primera, eso sí, entre los votantes de 35-49 años (29%) y entre los de 50-59 (27%).

Pero, en realidad, la vasta presencia del FN en las redes sociales e internet no sólo es fruto del particular dominio de Le Pen de ese medio sino también de los problemas de financiación y marginalidad a los que se ha enfrentado ese partido, y que alcanzaron su punto álgido en 2007, el annus horribilis de la caída en picado: en las elecciones generales celebradas entonces esa formación de extrema derecha obtuvo sólo el 4,3% de los votos (frente al 11,2% que cosechó en 2002), y en las presidenciales un 10,4%, mientras que cinco años atrás había logrado el 16,9% y el pase a la segunda vuelta.

Ante esos resultados tan negativos, que tuvieron una fuerte repercusión en las arcas del FN, el partido se vio obligado a reducir drásticamente su presupuesto para comunicación. Y decidió centrar los pocos fondos con los que contaba en las redes sociales. Fue un acierto total.

Las redes sociales son la caja de resonancia perfecta para cualquier partido de ideología extrema: no sólo permiten dirigirse a sus electores directamente, sino que liquidan esa vieja y molesta costumbre de los periodistas de meter el dedo en la llaga.

Mientras, los sondeos se basan en llamadas telefónicas y no suelen tener en cuenta lo que se cuece en el mundo virtual. Ahora podrían estar infravalorando el poderío de Marine.

Transilvania, la región más desconocida y mágica de Europa

Por Ricardo Angoso, 23 Abril 2017 0:41

transilvaniacubierta

TRANSILVANIA. LA REGIÓN MÁS DESCONOCIDA Y MÁGICA DE EUROPA, POR RICARDO ANGOSO

TRANSILVANIA. LA REGIÓN MÁS MÁGICA Y DESCONOCIDA DE EUROPA es un libro a medio camino entre el relato histórico y el género de viajes. Habla de una región mágica y desconocida, casi de un país, pero que quizá tiene más historia de la que es capaz de digerir.

Angoso nos habla de que “Transilvania, una región situada en la actualidad en el centro de Rumania y fronteriza con Hungría, Serbia y Ucrania, es una tierra surcada por la historia y la leyenda. Poblada por los romanos hace casi dos mil años, ocupada después por los húngaros y entregada después a los rumanos tras la Primera Guerra Mundial, en el injusto Tratado de Trianón (1920), Transilvania es también la tierra que vio campar a sus anchas al mítico Drácula –novelado más tarde por Bram Stoker y llevado al cine por famosos directores-“.

Transilvania es una región de paso entre el Occidente y el Oriente, entre el Este y el Oeste, tierra de nadie entre los grandes imperios y disputada y reclamada por todos. Un epicentro estratégico de primera magnitud que los grandes poderes nunca dejaron de lado”, escribe Angoso en su libro.

También no explica que “Transilvania es un antiguo principado que ha conocido innumerables guerras y luchas; desde las campañas de los turcos contra los cristianos hasta las de los soviéticos contra los húngaros aliados de los nazis. Tampoco durante la Segunda Guerra Mundial pudo sustraerse del horror del Holocausto y miles de judíos de la región fueron enviados sin contemplaciones a los campos de concentración”.

Ricardo Angoso es analista político, sociólogo y periodista. Libros publicados: Europa a Debate; Las próximas guerras europeas; Rapsodia húngara sobre fondo rojo; Kosovo. Las semillas del odio; Europa 3.0; Paz en Colombia, ¿una utopia?; Chávez perdió, Honduras se salvó; Jorge Rafael Videla se confiesa y Kosovo. La herida abierta de los Balcanes.

p1010483