Viaje a la bodega más grande del mundo en Moldavia

Moldavia, un país de apenas 33.000 kilómetros cuadrados y algo más de tres millones de habitantes, es una de las naciones más desconocidas de Europa. Situada en el extremo oriental del continente, y encajonada entre Ucrania y Rumania, la República de Moldavia se independizó de la extinta Unión Soviética en 1991, tras la implosión del Estado creado por Lenin y el fracaso de la aventura reformista -la famosa Perestroika- de Miajíl Gorbachov.

MoldaviaViajar hasta Moldavia no resulta fácil y el camino más sencillo es volar en avión hasta Bucarest o Estambul, donde se pueden encontrar buenas y baratas conexiones. Una vez en Chisináu, la capital de Moldavia, tenemos muchas posibilidades de organizar nuestro viaje en función de los gustos de cada uno. En Moldavia se pueden visitar bellas iglesias, fortalezas históricas, viñedos, ciudades y aldeas remotas pero pintorescas y también podemos descansar en Chisináu, donde encontraremos una buena lista de excelentes restaurantes, bares y museos.

Luego, para los aficionados al exotismo político, podemos viajar por carretera hasta Transnistria, una “república” no reconocida internacionalmente y que fue creada por el XIV Ejército ruso. En esa entidad política, fundada a sangre y fuego tras una corta y cruenta guerra civil en el año 1992, no hay mucho que ver, aparte de la imponente fortaleza medieval de Bender, y su capital, Tiraspol, que es una urbe fea, impersonal y repleta de símbolos de la antigua época comunista, como una impresionante estatua de Lenin y numerosos escudos con la hoz y el martillo. El tiempo se ha detenido en Tiraspol, va en la dirección contraria a la historia. La mayor parte de los habitantes de la fantasmagórica Transnistria, según un censo oficial, son ucranianos, rusos y también hay algunos moldavos y búlgaros.

Uno de los principales valores turísticos de Moldavia

Moldavia es un país agrícola fundamentalmente, aunque en los últimos años de la época soviética fue industrializado y la agricultura perdió peso frente a la industria y el sector servicios. Los vinos moldavos son internacionalmente conocidos, exportados al exterior y en los tiempos de la Unión Soviética, Moldavia era la “bodega” del imperio comunista junto con la también ya independiente Georgia.

Milestii Mici 5Los nazis, cuando ocuparon estas tierras en la Segunda Guerra Mundial, se llevaron en trenes miles de botellas de vino moldavo, muy apreciado, al parecer, por el Mariscal Hermann Göering, uno de los principales jerarcas de Hitler y que acabaría sus días detenido por los aliados y suicidándose tras ser condenado a la pena capital. De la misma forma, se asegura que Stalin, en sus interminables juergas nocturnas con sus hombres de confianza, siempre bebía vinos moldavos y georgianos.

Milestii Mici 3Anecdotario al margen, uno de los objetivos turísticos más importantes de Moldavia son las bodegas de Milestii Mici, que se encuentran a apenas 30 kilómetros de la capital moldava y que no se deben dejar de visitar. Una visita a Moldavia sin pasar por Milestii Mici es un viaje amputado. Las bodegas se encuentran en el libro Guinnes de los Récord y tienen una longitud de 200 kilómetros, repartidos en una madeja de túneles, pequeñas cavas, cuevas en la oscuridad, salones para la degustación de vino y almacenes para los utillajes relacionados con la recolección del vid.

Milestii Mici BarrilesLos barriles de roble que se utilizan para los preciados vinos que alberga esta bodega son fabricados en Ucrania, Rusia, Francia y la misma Moldavia, aunque mayoritariamente en los dos primeros países citados. Y las variedades de uva utilizadas por estas famosas bodegas, que fue fundada en 1969, en plena época soviética, son Pinot Noir, Cabernet, Merlot, Sauvignon, Rosé, Chardonnay y una variedad local llamada Margaritar. En el interior de la bodega, según informan en el tour que se puede contratar a la entrada de la misma, hay más de dos millones de botellas valoradas en más un millón y medio de dólares.

Milestii Mici 4Según se explica, el 70% de sus vinos son tintos, el 20%, blancos, y el 10%, dulces. Los vinos de Milestii Mici son mundialmente conocidos y exportados a países como los Estados Unidos, Reino Unido, Chipre, Polonia, Grecia, Dinamarca, Alemania y la República Checa, por citar tan solo a algunos de los importadores de vinos moldavos.

Milestii Mici 7Uno de los grandes atractivos de estas bodegas, situadas en una de las zonas vinícolas más importantes y ricas de Europa, es la colección de botellas de alta calidad denominada como “Colección de Oro”, en la que se destacan vinos de primera que tienen entre 30 años de antigüedad hasta últimas cosechas recién salidas de las bodegas.

Milestii Mici 2Como curiosidad, hay que reseñar que al entrar al recinto nos encontramos con dos grandes fuentes -me atrevería a decir que únicas en el mundo- en las que podemos ver unas botellas convertidas en chorros de vino blanco y tinto, respectivamente, aunque las apariencias engañan: no sale vino y se trata de un vulgar colorante que lo imita. No se arriesgue a probarlos. Pero a la gente le da igual, ya que esas fuentes se han convertido en una de las grandes atracciones de las bodegas y no hay visitante que se precie que nos las fotografíe.

Milestii Mici 8También dentro de la bodega podemos comprar algunas botellas de vino, conocer una breve exposición y organizar tu visita en función de tu bolsillo y tus intereses, ya que hay una variedad de catas y degustaciones, pudiendo combinar el conocimiento de los vinos mientras pruebas algunos productos moldavos de primera calidad, entre los que destacan viandas procedentes del cerdo y buenos quesos. Otra de las grandes ventajas de Moldavia es que uno de los países más económicos del mundo, donde puedes beber fantásticos vinos a precios módicos (desde un dólar la botella hasta el infinito) y una buena selección de brandys de una calidad única.

Para terminar, les quiero recomendar las páginas web de estas bodegas (http://www.milestii-mici.md), en donde podrán encontrar los distintos programas que ofrece, su ubicación, los diferentes vinos, una buena galería de fotos, un video sobre las fuentes de la “eterna juventud” que riegan vino en lugar de agua durante todo el día y todas aquellas informaciones útiles que seguramente les servirán si quieren organizar una visita a esta auténtica catedral del vino donde se adora al dios Baco.

Ricardo Angoso 2Ricardo Angoso
Periodista español
rangoso@iniciativaradical.org
@ricardoangoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *