Indultos, la gran farsa ante del desguace de España

Espinosa explica a Calvo el concepto de nación y ella responde llamando a Vox “filofascista”

Los indultos a los golpistas marcan una bronca sesión de control al Gobierno entre humillaciones de los separatistas.

La sesión de control en el Congreso ha dejado un tenso rifirrafe protagonizado, un miércoles más, por la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, y el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, con la concesión de los indultos a los golpistas como telón de fondo. En medio del bronco debate, Espinosa reprochaba a Calvo haber faltado al “respeto a la dignidad nacional”, a lo que ella respondía acusando a Vox de ser “filofascistas“.

¿No les da ni un atisbo de vergüenza? ¿duermen bien por las noches sabiendo que han traicionado la nación?“, le preguntaba el portavoz de Vox a la ministra, que respondía empleando también una pregunta: “¿A qué nación se refiere?”, decía con ironía, defendiendo que su Gobierno “legal y legítimo” representa a esta nación.

Espinosa confrontaba la provocación de la ministra arremetiendo contra el PSOE: “A pesar de que algunos socialistas cuentan 7 u 8 naciones, en España sólo hay una nación: la nación española”, decía elevando el tono y quejándose de que “tengan que recordarlo todos los días”.

Thank you for watching

Calvo a Espinosa: “No son los dueños de España”

El portavoz de Vox reprochaba al Gobierno haber “traicionado a los españoles y haber creado desazón”, sin obtener siquiera el beneplácito de los indultados. “Es imposible satisfacer a quienes hacen de la insatisfacción una forma de vida”, remataba en su turno de réplica.

Calvo entraba de lleno en la discusión sobre el concepto de nación acusando a Espinosa de emplear un discurso “antiguo y peligroso“. “El conservadurismo radical, el filofascismo, lleva 200 años en este país repartiendo carnés de nación y eso ha conllevado al exilio forzado de los liberales, los antifascistas, los demócratas y los republicanos”, decía.

A continuación, la vicepresidenta señalaba a Vox por “creer tener el monopolio de este país” y “creerse los dueños de la palabra España y la idea de nación“. “Ya no cuela”, decía indignada para rematar su intervención asegurando que “no hay españoles de bien y de mal” y que “no son los dueños de España”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *