La tiranía venezolana alienta un pogrom en Caracas

Noche de los cristales rotos en Caracas

Ricardo Angoso afirma que la pasada semana un grupo de energúmenos fuertemente armados, presumiblemente pertenecientes a las hordas chavistas que el régimen alienta, financia y protege para que amedrente y violente a la oposición venezolana, atacó la Sinagoga de la capital venezolana y otras instituciones judías que se encontraban en el lugar. Los judíos, no era para menos, sintieron un escalofrío frío y el viejo hedor de un antisemitismo que nunca muere, una suerte de la tristemente Noche de los Cristales Rotos al estilo caribeño, pero con resultados muy parecidos. No se trata ahora de agredirlos y matarlos, el régimen venezolano no es tan tonto para llegar a ese extremo, sino de "asustarlos un poco" y que se marchen para siempre con su cantinela a otra parte.

En 1938, el dictador nazi, Adolfo Hitler, aprovechó el atentando contra un diplomático alemán en París a manos de un joven judío para comenzar la cacería contra los hebreos de origen alemán. Miles de negocios judíos fueron incendiados y destruidos, las sinagogas, que ya llevaban una vida lánguida en la Alemania nazi desde hacía años, clausuradas, atacadas y algunas de ellas sometidas al fuego purificador de las bestias nacionalsocialistas y la población hebrea, para más inri en su cadena de sufrimientos, sufriría aún más prohibiciones y penalidades. Miles de judíos pudieron todavía huir del país, otros tantos fueron asesinados por las hordas nazis y un número no cuantificado encerrado en los campos de la muerte para siempre, de donde no saldrían nunca más. A Hitler y a su inestimable Josep Goebels, fiel lacayo hasta el final de sus días, el ataque contra la embajada alemana en París les vino como anillo al dedo para continuar con su demencial y genocida política de acoso y, finalmente, exterminio de todos los judíos alemanes primero y después los europeos.

Hoy las cosas, aunque no lo parezcan a algunos y no haya merecido la suficiente atención de nuestros medios de comunicación, son muy parecidas. Tras haber puesto las relaciones diplomáticas al nivel de lo soportable, Chávez, con su cascada de insultos, desplantes y expulsiones hacia los diplomáticos judíos, consiguió su anhelada ruptura diplomática y política con el Estado de Israel. El Estado de Israel, de una forma recíproca y tras haber aguantado lo inimaginable, decidió romper las relaciones con la Venezuela chavista y expulsar a los representantes diplomáticos de la tiranía caribeña. Ahora, un tal Nicolás Maduro, que dice ser canciller de Chávez, ha escenificado el papel de Goebels, incluyendo unas cínicas lágrimas de cocodrilo para darle más dramatismo a la comedia, y se ha indignado supuestamente tras lo sucedido. Todavía no se ha acercado ningún cargo oficial hasta la sinagoga y Chávez, que siempre alimentó un antisemitismo brutal rayano en el nazismo que tanto condena, ni siquiera ha condenado los graves hechos acaecidos. No cabe duda que, al igual que a los nazis, la irreversible expulsión de los diplomáticos venezolanos de Israel le ha servido a Chávez como excusa para dar a conocer al mundo su faz más brutal.

Chávez, aliado de regímenes reaccionarios y organizaciones terroristas

Chávez ha pasado de sus coqueteos con el régimen más reaccionario del mundo, el de Irán, que no duda en lapidar adulteras con todo lujo de detalles y en colgar a homosexuales en grúas ante miles de fanáticos, a liderar el antisemitismo mundial. Al régimen chavista le sabía a poco su abierto coqueteo con los regímenes sirio e iraní, sus devaneos y apoyos a Hizbulá y Hamas, la apertura de sedes "diplomáticas" de las organizaciones terroristas islamistas en Caracas y su consabida dialéctica belicista antiisraelí, sino que tenía que pasar el Rubicon y caminar de las palabras a los hechos. El mecanismo antisemista, tanto en el Berlín de entreguerras como en la depauperada e insegura Caracas chavista, siempre es el mismo: primero se señala a los culpables, que son los judíos de todas las condiciones, y después se pasa a la acción, tal como ha ocurrido en estos días. El pogrom está servido, la bestialidad se abre paso frente a la razón.

Pero que nadie se extrañe, y este es un mensaje dirigido a los pánfilos izquierdistas de Europa y América que creen en el dictador venezolano, Chávez no ha cambiado ni un ápice: siempre fue antisemita. No olvidemos que uno de los principales ideólogos y teóricos del chavismo fue Noberto Ceresole, un activista antisemita que negaba el Holocausto, coqueteaba con la ultraderecha, creía en el socialismo real de rostro inhumano y en el peronismo, justificaba los métodos violentos y que acabó sus días convertido en el principal trovador de las discutibles excelencias de la satrapía caribeña que representa la Venezuela de hoy. Murió en la miseria intelectual, que es la más abyecta de las miserias, y en el olvido de un mundo que hacía ya décadas que se había derrumbado irreversiblemente. Esos son los pilares ideológicos del "socialismo del siglo XXI", que lástima.

 

1 pensamiento en “La tiranía venezolana alienta un pogrom en Caracas

  1. Chava Faidresalsky

    Es realmente una lástima que así como en el año 1938, todos los países del mundo se hicieron los desentendidos después de los eventos ocurridos la noche del 10 de Noviembre, la cual se conoce como La Noche de los Cristales Rotos, ahora con los ataques ocurridos contra una sinagoga en Caracas, Venezuela siga existiendo la misma apatía de hace 71 años.
    En 1938, se podía entender que quizás las noticias no se supieran tan rápido, pues no existía la tecnología de ahora, sin embargo durante los siguientes diez meses, antes de la invasión a Polonia en Septiembre de 1939, la cual desencadeno el peor genocidio conocido por la humanidad durante el Siglo XX, ningún país del mundo tuvo el coraje de hablar y de repente preguntarse quien era este Hitler, este oscuro personaje que pretendía buscar por medio de la destrucción masiva de pueblos enteros una raza superior.
    Sin embargo, yo me pregunto cómo en pleno Siglo XXI, en la era del Internet, los celulares y los satélites, que mas demora en suceder un hecho, que en las agencias de noticias del mundo estar dando el reporte sobre el mismo, porque ningún país o gobierno se ha solidarizado con la población Judía de Venezuela, y llevan a los tribunales de derechos humanos en Lausana, Suiza una queja contra este bárbaro, dizque democráticamente electo de nombre Chávez.
    Porque ningún país o gobierno del mundo ha expuesto el caso de antisemitismo abierto que se vive actualmente en Venezuela en el consejo de seguridad de las Naciones Unidas?
    A que le temen? A un ser que demuestra su ignorancia y falta de cultura cada vez que abre su boca, por el amor de Dios, amigos cuantos millones de personas que queremos un mundo mejor para nuestros hijos y los hijos de nuestros vecinos podríamos unirnos para ayudar al pueblo de Venezuela a salir de la hecatombe que se les viene?
    Y créanme no solo me refiero al abierto antisemitismo de Chávez y sus secuaces, también me refiero al simple hecho de no poder ni siquiera tener acceso suficiente a los productos de primera necesidad de cualquier familia, tal y como es una botella de leche.
    Desde acá yo invito a cada una de las personas que lean este comentario que empecemos una campaña en la cual se boicotee no solo a Chávez y su gobierno antisemita y terrorista, sino a todos los terroristas de los gobiernos aledaños. Es realmente una lástima que así como en el año 1938, todos los países del mundo se hicieron los desentendidos después de los eventos ocurridos la noche del 10 de Noviembre, la cual se conoce como La Noche de los Cristales Rotos, ahora con los ataques ocurridos contra una sinagoga en Caracas, Venezuela siga existiendo la misma apatía de hace 71 años.
    En 1938, se podía entender que quizás las noticias no se supieran tan rápido, pues no existía la tecnología de ahora, sin embargo durante los siguientes diez meses, antes de la invasión a Polonia en Septiembre de 1939, la cual desencadeno el peor genocidio conocido por la humanidad durante el Siglo XX, ningún país del mundo tuvo el coraje de hablar y de repente preguntarse quien era este Hitler, este oscuro personaje que pretendía buscar por medio de la destrucción masiva de pueblos enteros una raza superior.
    Sin embargo, yo me pregunto cómo en pleno Siglo XXI, en la era del Internet, los celulares y los satélites, que mas demora en suceder un hecho, que en las agencias de noticias del mundo estar dando el reporte sobre el mismo, porque ningún país o gobierno se ha solidarizado con la población Judía de Venezuela, y llevan a los tribunales de derechos humanos en Lausana, Suiza una queja contra este bárbaro, dizque democráticamente electo de nombre Chávez.
    Porque ningún país o gobierno del mundo ha expuesto el caso de antisemitismo abierto que se vive actualmente en Venezuela en el consejo de seguridad de las Naciones Unidas?
    A que le temen? A un ser que demuestra su ignorancia y falta de cultura cada vez que abre su boca, por el amor de Dios, amigos cuantos millones de personas que queremos un mundo mejor para nuestros hijos y los hijos de nuestros vecinos podríamos unirnos para ayudar al pueblo de Venezuela a salir de la hecatombe que se les viene?
    Y créanme no solo me refiero al abierto antisemitismo de Chávez y sus secuaces, también me refiero al simple hecho de no poder ni siquiera tener acceso suficiente a los productos de primera necesidad de cualquier familia, tal y como es una botella de leche.
    Desde acá yo invito a cada una de las personas que lean este comentario que empecemos una campaña en la cual se boicotee no solo a Chávez y su gobierno antisemita y terrorista, sino a todos los terroristas de los gobiernos aledaños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.